Biomateriales innovadores

Los granulados de hueso y cáscara de fruta (también clasificados como harinas vegetales) son principalmente de celulosa, hemicelulosa y lignina.

Estos componentes fibrosos, combinados con sus propiedades mecánicas y físicas, hacen que las harinas vegetales sean ingredientes adecuados para materiales compuestos, fibras y biopolímeros.

Los materiales composite tienen propiedades mejoradas, como una mejor resistencia, estabilidad o textura en comparación con los compuestos naturales.

Los granulados vegetales se pueden usar tanto con otras fuentes renovables (por ejemplo, fibras de madera) como con compuestos inorgánicos como el polipropileno.

Los biocompuestos y polímeros tienen un potencial de aplicación diverso:

  • Paneles de suelo, techo, cubierta y pared
  • Partes de automóviles, aviones y barcos (partes de superficie y / o internas)
  • Implantes médicos y dentales / biomateriales
  • Bienes de consumo, embalajes, revestimientos
  • Materiales de refuerzo y biofibras
  • Equipo deportivo de alto rendimiento
  • Muebles y ropa
  • Objetos impresos en 3D

Ventajas únicas de las harinas / los granulados vegetales

100% renovable y sostenible: no se requieren cultivos ya que nuestros materiales se derivan exclusivamente de subproductos de procesamiento de fruta

Reduzca su huella de carbono: las harinas vegetales son ingredientes renovables fabricados mecánicamente y sin aditivos

Mayor resistencia: 3,5 en la escala de dureza según Mohs, lo que le da longevidad y durabilidad al material compuesto resultante

Flexibilidad: adaptabilidad del tamaño de micras y diversas mezclas adaptadas a sus necesidades

Si tiene otra cosa en mente, podemos ayudarle a seleccionar los ingredientes naturales que mejor se integren con su formulación.

Contactar con nosotros